Cuidados del bebé durante el invierno

Las estaciones con más frío son especialmente delicadas para los recién nacidos.  Es importante prepararte para la llegada del otoño y del inverno. No te agobies, el sentido común te ayudará a hacerle los cuidados de manera correcta y ver claramente qué necesita el bebé en cada momento.

Más que el frío, lo que afecta a los bebés son los cambios bruscos de temperatura. Por eso no debes abrigar al bebé excesivamente, ni poner la calefacción muy elevada, ya que el contraste al salir a la calle le afectará negativamente. Lo ideal es mantener una temperatura constante alrededor de los 20º y con una humedad mínima del 50%.

Cuando salgas a la calle con el pequeño es mejor hacerlo durante las horas centrales del día, para que haga menos frío y le toque el solecillo. Gracias a prendas de vestir suaves y no muy ajustadas el bebé se sentirá cómodo y no se agobiará.  Lo mejor es vestir al bebé con ropa fina y cómoda, añadiéndole un buen saco de cuco o de silla para evitar que le entre frío. ¿Quieres más consejos sobre los cuidados del bebé en invierno?

Cuidados de la piel del bebé en invierno

Los ambientes secos y la ropa más gruesa de invierno pueden provocar roces, sequedad e irritaciones de la epidermis. Por eso es importante mantener la fina piel del bebé bien hidratada y limpia, sobre todo, durante esta época del año.

Es fundamental hidratar la piel del bebé con cremas hidratantes, calmantes o reparadoras. Si es posible, que sean de origen vegetal; evitando poner productos químicos en contacto con la piel del bebé. Un ejemplo es la línea de productos de higiene MAMMABABY, marca  que crea sus productos con extractos naturales de alta calidad provenientes de la agricultura ecológica, eliminando los colorantes y parabenos.

cuidados-bebe-invierno

Cuidados de la alimentación del bebé durante el invierno

Para asegurar que el bebé esté fuerte y sano es imprescindible que tenga una alimentación que le aporte los nutrientes suficientes para reforzar su sistema inmune.

Debes extremar las medidas higiénicas necesarias para la alimentación. Con esterilizadores de biberones para la lactancia o con la limpieza del pecho correcta en caso de amamantar.

Atención a las temperaturas

Con el uso de la calefacción las temperaturas suben y la humedad baja. Como consecuencia el aire de las estancias se renueva poco. Eso afecta negativamente al bebé causando infecciones respiratorias debido a la sequedad del ambiente. ¿La solución? Los humidificadores.

Los humidificadores son elementos compuestos por un recipiente de agua que se evapora creando la atmosfera adecuada. Favorecen que el aire que respira el bebé sea menos agresivo para las vías respiratorias, evitando irritaciones en la garganta y la piel.

cuidados-bebe-invierno-1

Pero a veces es inevitable,  y el bebé se pone enfermo…

Aún teniendo en cuenta todas las consideraciones es normal que el pequeño se ponga enfermo. En esos casos es imprescindible tener a mano varios elementos que te ayudarán a que se ponga bueno más rápidamente.

  • Termómetros. Para controlar la temperatura corporal del bebé. Ten en cuenta que el mecanismo de termorregulación del recién nacido no está del todo desarrollado. Otros signos como el sudor, las extremidades frías o el color de la piel no son muy fiables. Para tomar la temperatura del bebé siempre pondremos el termómetro en la nuca y en el cuello.

cuidados-bebe-invierno-1

  • Durante el otoño y el invierno es normal la aparición de mucosidad abundante, ya esté o no resfriado (es la manera que tiene el cuerpo de expulsar impurezas). Los aspiradores nasales nos ayudan a eliminar los mocos de la nariz de los bebés evitando que se obstruya, ocasionando dificultades en la respiración, dolor de garganta o tos.
  • Humidificadores. No solo previenen de enfermedades sino que también ayudar a hacer los resfriados más llevaderos. Manteniendo la humedad de la habitación entre el 40% y el 60% la cura de los resfriados es más rápida.
  • Por último y no menos importante, es fundamental es medicar siempre al bebé bajo una recomendación o supervisión médica.

cuidados-bebe-invierno-2

Esta entrada ha sido publicada en Consejos para padres, Humidificadores y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Bitti, como responsable del tratamiento y en cumplimiento de la normativa de Protección de Datos Vigente, comunica y pone a su disposición la siguiente información sobre el tratamiento de los datos que nos facilite:
  • Responsable de tratamiento: La persona física o jurídica, autoridad pública, servicio u otro organismo que, solo o junto con otros, determine los fines y medios del tratamiento. Bitti bebe SL es responsables de los tratamientos de la información personal que realizan de sus clientes. Si tiene cualquier tipo de consulta, comentario o inquietud, o si desea realizar alguna sugerencia sobre cómo usamos la información personal, puede enviar un correo al Delegado de Protección de Datos del Grupo datos@bitti.es
  • Finalidad: Gestionar su atención, sus pedidos, sus reservas y las participaciones en acciones de marketing tales como sorteos, desarrollar los servicios contratados, mantenerle informado sobre temas relacionados con nuestra actividad.
  • Conservación: Los datos de carácter personal serán conservados durante el tiempo que sea necesario para cumplir las finalidades anteriormente descritas y el marco normativo que le sea de aplicación.
  • Legitimación: Basada en el consentimiento del afectado.
  • Destinatarios: No se ceden datos de carácter personal a terceros, salvo disposición legal.
  • Derechos: Podrá acceder, rectificar, suprimir, oponerse y limitar el tratamiento de sus datos a través del de nuestro canal de Protección de Datos.
Haz click aquí para acceder a la segunda capa donde se desglosan y detallan los puntos comentados.