¡Vamos a la playa! Accesorios de verano para bebés

Verano, playa y bebés

España es el país con más playas de Europa, así que no es de extrañar que pasemos gran parte de nuestras vacaciones tumbados en la playa. ¿También con bebés? Ir a la playa con niños tan pequeños requiere unos cuidados especiales que hoy os contamos en Bitti. Nos centramos en los accesorios de verano y productos de puericultura para bebés.

Consejos para ir a la playa con un bebé

La brisa marina le abrirá el apetito y le ayudará a dormir mejor por la noche, caminar por la arena favorecerá su circulación y la formación del arco plantar, los baños en el mar le tonificarán y fortalecerán sus músculos, los rayos del sol le proporcionan Vitamina D, fundamental para la mineralización de los huesos y los dientes… Estos son algunos de los milagros que la playa y el sol tienen para el bebé. Sin embargo, para disfrutarlos plenamente hay que tener en cuento algunas precauciones.

  1. Los bebés menores de 6 meses no pueden pisar la playa porque no se les puede exponer al sol directo. Los bebés de más de 6 meses tampoco, porque aunque estén bajo una sombrilla, el simple reflejo del sol sobre su piel puede provocarles quemaduras, ya que su piel es muy sensible. Ésta no está preparada para aplicarles crema protectora. La mejor edad para empezar a ir a la playa sería cerca del año.
  2. Elegid una crema fotoprotectora especial para la piel de niños y bebés, con un factor de protección superior a 30 y que sea resistente al agua. Se debe aplicar antes de ir un poco antes de ir a la playa y renovar con frecuencia.
  3. Tanto si estáis en la arena como si dais un paseo, no olvidéis desplegar tiendas para bebés o sombrilla en la sillita para que vaya siempre a la sombra. A pesar de que el contacto con el sol no sea directo, los rayos ultravioletas llegan por revote, así que procurad mantener a vuestro hijo vestido siempre con una camiseta de algodón (ligera y transpirable) y una gorra.
  4. Los niños pequeños se pueden deshidratar fácilmente. Tened siempre en la bolsa del bebé un biberón de agua o botellita.

Qué llevar a la playa con el bebé

Por todo lo dicho arriba, a la playa hay que ir bien equipados, y más si se va con niños. A continuación, Bitti os recomienda los productos imprescindibles para ir a la playa con bebés.

  • Protector solar (de factor alto(+30), especial para niños)
  • Pañales
  •  Toallitas húmedas
  • Crema para el culito
  • Ropa de repuesto (bañador, una camiseta…)
  • Gorra
  • Gafas de sol
  • Juguetes (cubo, pala, etc.)
  • Agua y comida (biberón de leche o fruta si es mayor)
  • Piscina hinchable por si el agua le asusta
  • Toalla
  • Tienda de campaña y sombrilla

gafas sol bebé

De todos ellos, destacamos las gafas de sol, la tienda de campaña y un flotador súper especial. ¡Seguid leyendo!

Hasta ahora hemos hablado de proteger la piel del bebé, sin hacer mención a los ojos, otra parte muy importante a mantener bien lejos del sol. Los bebés, igual que los adultos, necesitan unas gafas de sol homologadas, con filtros adecuados (no es lo mismo ir a la nieve que a la playa) y que cumplan la normativa vigente en la Unión Europea. Béaba nos ofrece ocho modelos para los más pequeños. ¡Venid y probarlas en Bitti, os enamorará ver a vuestro bebé con gafas de sol!

Tienda anti-uva

Las tienda anti-uva o tienda de bebé para la playa de Béaba es una de las opciones más práctica. Apta desde el nacimiento y hasta los 12 meses (acostado) o 48 meses (sentados), es súper cómoda, se instala en unos pocos segundos y dispone de colchón hinchable y mosquitera. Se puede llevar también en escapadas a la montaña.

Tienda infantil para la playa Béaba

Flotador infantil antivuelco Swim Trainer

¿Flotadores sí o no?

Hace tiempo que se viene diciendo que los manguitos y flotadores son peligrosos para el bebé. Generan confianza a los padres, lo que hace que se baje el nivel de alerta, cuando en realidad no siempre sirven para mantener al niño a flote.

Esto ha hecho que la investigación en puericultura avance hasta llegar a crear un flotador antivuelco que impide cualquier posibilidad de hundimiento accidental. ¿Cómo? Al estar abierto por detrás y gracias a la tela que incorpora en la altura de la barriguita del bebé permite que corra el agua y el niño no pueda volcarse. Se llama Swim Trainer, y es apto desde los 3 meses hasta los 4 años (de 6 a 18kg). Llama especialmente la atención la cantidad de sistemas de seguridad de que dispone este flotador infantil antivuelcos. De todos modos, esto no quita que el bebé debe estar acompañado por un adulto en todo momento.

Si prestamos atención a los acabados, vemos que no tiene ninguno que pueda arañar la delicada piel del bebé. Otra de las ventajas es que se adapta al peque y permite estimular la motricidad de las piernas, despertando los reflejos innatos para nadar. Cada Swim Trainer va acompañado de un detallado manual sobre cómo aprender a nadar para niños.

Cada marca dispone de una amplia gama de accesorios para proteger a los bebés del sol y el calor. Muchos de los productos que recomendábamos para primavera siguen teniendo su utilidad en verano, como las sombrillas y parasoles.

Esta entrada ha sido publicada en Productos bebé y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.